UNA CIUDADANÍA VIGILANTE ES LA ÚNICA GARANTÍA DE LA DEMOCRACIA

UNA CIUDADANÍA VIGILANTE ES LA ÚNICA GARANTÍA DE LA DEMOCRACIA
Sábado, 1 mayo de 2021
En el último CADEx organizado por IPAE Asociación Empresarial: “Segunda Vuelta y Retos de la Gobernabilidad”, se recalcó que existe una gran desafección de los electores peruanos frente a la política y a sus representantes. Ello nos ha conducido a una primera vuelta sumamente fragmentada, a una proporción de votos emitidos históricamente baja, y a candidatos que pasan a la segunda vuelta con una muy baja preferencia del electorado. Ante esta inevitable baja representatividad de parte del próximo gobernante del país y a planteamientos y conductas pasadas que implican vulnerar la Constitución, así como no respetar la autonomía de instituciones fundamentales para el equilibrio de poderes, es necesario exigir la preservación de las garantías democráticas.
Para ello, se propone un camino de doble vía: por un lado, que los candidatos se comprometan por escrito a preservar la democracia. Es decir:
– Respetar la Constitución -incluso para modificarla-;
– Respetar el equilibrio de poderes y la autonomía de instituciones como Poder Judicial, Ministerio Público, Tribunal Constitucional, Defensoría del Pueblo, Jurado Nacional de Elecciones, Banco Central de Reserva y Contraloría General de la Republica; y,
– Respetar la libertad de prensa y expresión.
Y, por el otro, que la ciudadanía esté vigilante y exija el cumplimiento de los compromisos.
Los especialistas participantes del CADEx coincidieron en que la ciudadanía no está en contra del modelo económico actual, sino que se opone a un estado ineficiente, que no es capaz de garantizar los derechos y servicios básicos como salud, educación o seguridad. Se opone a políticos y funcionarios que no les brindan servicios de calidad, y por ello su desafección a la política.
Alfredo Torres, presidente de IPSOS, explicó que esta desafección es causada porque los ciudadanos no ven en el Estado ni en sus representantes las respuestas o soluciones a los problemas que los afectan directamente. Esta situación, además, se ha visto agravada por la crisis económica, la pandemia y el mal manejo que las autoridades han hecho de la misma.
Ante las cifras presentadas por Ipsos en el evento -como el 26% de peruanos que se orienta hacia regímenes autoritarios y la baja proporción de votos emitidos para cada candidato- el análisis de los expositores coincidió en que durante los próximos cinco años la gobernabilidad será un gran reto. Es por ello que todos los actores políticos deben comprometerse a una cultura constructiva y de respeto a la Constitución, las instituciones y la libertad de prensa. Una cultura de construcción de consenso y acuerdos, a diferencia de lo que ocurrió en el último quinquenio, que se puede resumir en un conflicto constante sazonado con bloqueos, vacancias y disoluciones.
Desde IPAE Asociación empresarial se invoca a toda la población a ser activa en el proceso que como país estamos atravesando para elegir al próximo gobernante y velar para que las próximas autoridades electas se comprometan y respeten las garantías democráticas.