Voluntarios de Telefónica donaron sillas de ruedas a discapacitados de Piura

En el Perú, se estima que más de 1 millón y medio de personas tienen alguna discapacidad, de los cuales 932 mil personas tienen una limitación en forma permanente para moverse, caminar o para usar brazos o piernas. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática, la discapacidad es un problema latente que afecta al 5,2% de la población peruana.
Por ello, el programa de Voluntarios Telefónica, desde el año 2015, ha desarrollado una iniciativa que consiste en armar, adaptar y entregar sillas de ruedas para mejorar las condiciones de vida de personas con discapacidad en diversas regiones del país.
En Piura, voluntarios de Telefónica armaron y entregaron sillas de ruedas a personas con discapacidad de escasos recursos con el fin de que recobren su movilidad y puedan desenvolverse independientemente en cualquier actividad, generando su inclusión en la sociedad. En una segunda etapa, se tiene programado entregar más sillas de ruedas para las personas que más lo necesiten.
La actividad se realizó en el coliseo Santa Lucía y contó con la colaboración de más de 30 voluntarios pertenecientes a la Fundación Telefónica de Piura, quienes ayudaron en el armado y ajuste de las sillas, junto a los miembros de la organización Caminos de Vida.
Hasta la fecha, se han entregado más de 250 sillas de ruedas a soldados peruanos con discapacidad física, personal de serenazgo, personas con discapacidad registradas en la Oficina Municipal de Atención a la Persona con Discapacidad (OMAPED), entre otras personas de diversas regiones del país.
Leyla Perea, jefa del Programa Voluntarios Telefónica, informó que iniciaron esta labor de construir y donar las sillas de ruedas con el objetivo de transformar la realidad de las personas menos favorecidas en concordancia con la labor social, los valores y la estrategia de la empresa”, aseguró.
El objetivo de la campaña, según Leyla Perea, jefa del Voluntariado Corporativo de Fundación Telefónica, es mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad.
Rosa del Pilar Núñez Viera, mamá de uno de los beneficiarios, agradeció la colaboración de la Fundación Telefónica, ya que su hijo de tres años sufre de microcefalia y ella debe viajar cuatro veces por semana desde Chimbote para poder llevarlo a sus terapias en la clínica San Juan de Dios. Señaló que, a partir de ahora, gracias a la donación de la silla de ruedas, podrá trasladarlo con mayor facilidad a sus terapias.
“Voluntarios Telefónica” es un programa referente de voluntariado en el Perú por la relevancia de sus actividades así como por el número de colaboradores de la empresa comprometidos con la labor social: más de 2800 voluntarios de Telefónica destinan su tiempo, esfuerzo, conocimientos y recursos económicos para transformar la realidad de personas que más lo necesitan de nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *