Niños de inicial de San Martín de Angostura dejarán de estudiar sobre sacos

Bajo el inclemente sol y con las paredes y techos a base de sacos negros que fueron tejidos por los mismos padres de familia, estudiábamos hasta que el 20 de noviembre nos instalaron esta aula prefabricada”, narraba Roxana Jiménez Rojas, profesora de la I.E.I 1553, mientras terminaba de alistar los últimos detalles para la inauguración de dicha aula que, de ahora en adelante, albergará a más de 22 niños y niñas de San Martín de Angostura.
Al igual que ella, dirigentes del Codelo, padres y madres de familia, quienes iban llegando por grupos a la inauguración que iba a estar encabezada por el alcalde de Tambogrande, Gabriel Madrid, veían con placer el aula que ya se encontraba instalada, y que era el fruto de las gestiones que día y noche, hicieron en la ciudad de Lima.
Es que el Fenómeno del Niño ha sido una oportunidad para las escuelas de Tambogrande, porque les ha permitido mejorar. “Las escuelas de Tambogrande están cambiando porque sus autoridades le han puesto énfasis. Felicito al alcalde Gabriel en la reconstrucción de escuelas, colegios en coordinación con Pronied y el Gobierno Regional”, expresó la directora de la UGEL Tambogrande, Virginia Atarama Vásquez.
Las autoridades de la localidad se sienten orgullosas de haber gestionado esta aula porque se está sembrando futuro, se está apostando por la niñez.
Al respecto, el alcalde delegado de Locuto, Arnulfo Huertas, resaltó la labor de los dirigentes del Codelo, quienes se sumaron a sus autoridades distritales, y después de demostrar con fotos cómo estudiaban estos 22 niños y niñas, Lima determinó el envío de esta aula que era de verdadera necesidad.
De esta forma, la gestión que lidera el alcalde Gabriel Madrid Orue, está avanzando más de lo que Tambogrande ha podido avanzar en los últimos 30 años.
Para el alcalde distrital, esto habría sido imposible sin el trabajo articulado entre los pobladores con sus dirigentes. Resaltó que, Tambogrande ha demostrado tener autoridades con madurez que les ha permitido avanzar en el sector educativo a pesar de los recortes presupuestales, y sobre todo, cuando la sociedad civil pone un “granito de arena”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *