Los trabajadores de la Diresa fueron protegidos de la influenza y la hepatitis

Más de cuatrocientos trabajadores de la Dirección Regional de Salud fueron vacunados hoy contra la influenza y la hepatitis B, en el marco de la política del sector de proteger al personal administrativo y asistencial.
Como se sabe, la influenza es una enfermedad que afecta a las vías respiratorias manifestada en dolor de garganta, debilidad, dolores musculares, articulares y de cabeza, además de malestar general y algunos veces fiebre.
Nilda Mendoza Arellano, de la oficina de Bienestar Social, indicó que lo ideal es que todas las personas se vacunen una vez al año, pues el virus al cual se combate suele mutar en este mismo periodo de tiempo.
La protección a la persona vacunada oscila entre un 80 o 90 por ciento, por ello se recomienda a las personas, sobre todo a los grupos de riesgo (niños menores de 5 años, gestantes, ancianos y personas que padezcan de un mal crónico) acudir a los centros de salud para protegerse de estas enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *