La historia de ‘Edwincito’ y sus vínculos con el juez Hinostroza

Autogol. Edwin Oviedo , presidente de la Federación Peruana de Fútbol, está acusado de encabezar una red criminal. La investigación está paralizada por una medida cautelar basada en una resolución del vocal que le pidió entradas para ver los partidos de la selección.
El escándalo de la interceptación de los audios al juez supremo César Hinostroza alcanzó al fútbol peruano y no con un gol, sino con un autogol.
El protagonista de esta historia es el cusqueño Edwin Oviedo Picchotito , a quien muchos conocen por ser el presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) y pocos por encabezar –según la Fiscalía– la organización criminal Los Wachiturros de Tumán, en Lambayeque.
Tras la difusión del audio en el que Hinostroza habría sido beneficiado con entradas para el partido de Perú de parte de Oviedo, contaremos la otra historia del también empresario azucarero que hoy preocupa al fiscal Juan Carrasco, titular de Fiscalía Provincial Especializada contra la Criminalidad Organizada de Chiclayo, quien sospecha que el vocal supremo haya favorecido al dirigente deportivo en la mencionada investigación.
Carrasco acusa a Oviedo del presunto delito de homicidio calificado al considerarlo autor mediato de las muertes de los dirigentes azucareros Manuel Rimarachín Cascos y Percy Waldemar Farro Witte. En reiteradas ocasiones, Oviedo y su defensa han negado estas imputaciones.
Para Carrasco, este audio difundido por IDL-Reporteros, que corresponde al jueves 5 de abril, día en el que el juez Hinostroza contactó por teléfono a Antonio Camayo, gerente general de Iza Motors, para coordinar el viaje que quería hacer con su esposa a Rusia para ver jugar a la selección peruana, podría ser una prueba de por qué la pesquisa contra Oviedo no avanza.
En el audio, Hinostroza le dice a Camayo: “¿Y Edwincito dónde está? Hasta ahora no me ha dado noticias para sacar mi pasaporte, mi pasaje, nada. (…) Para sacar el distintivo de la FIFA necesito dar el número de ticket de una de las entradas por lo menos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *