Hombre más longevo recibió silla de ruedas junto a otras 15 personas en Salitral – Morropón

Un anciano de 103 años, natural del centro poblado Serrán, quien podría ser el hombre más longevo de la región, recibió su silla de ruedas, junto a otros 15 beneficiarios, durante las actividades que realiza el Gobierno Regional Piura para hacer llegar estos equipos biomecánicos a las personas que más los necesitan.
Continuando con la entrega de sillas de ruedas provenientes de una donación internacional, que efectúa la Gerencia Regional de Desarrollo Social, don Lorenzo Castillo Vilela, un poblador que dedicó casi toda su vida a la agricultura, fue beneficiado con este equipo que le ayudará a desplazarse, ya que debido a su avanzada edad ha perdido la movilidad de sus extremidades inferiores.
Su hijo, José Hermín Castillo Peña, atribuye la larga vida de su padre a la alimentación sana y sin aditivos industriales que predominaba décadas atrás. Recordó, sin embargo, que el año pasado, al caer enferma su madre y esposa de don Lorenzo, éste se dedicó a cuidarla en casa, y dejó de ejercitar sus piernas, lo cual ocasionó que poco a poco perdiera la fuerza.
El acto se realizó en el poblado de La Alberca, donde el gobierno local de Salitral, convocó a los beneficiarios previamente seleccionados para recibir los donativos. Ellos provenían de los poblados de Malacasí, Mamayaco, Serrán, Macacos, de la capital, Salitral, entre otros.
En el acto estuvo presente el alcalde, José Luis Chozo Calvay, e integrantes del Comité Mujeres por Piura, quienes llevaron otros artículos de donación, como ropa y zapatos, los cuales serán distribuidos por la municipalidad, entre personas de extrema pobreza. Asimismo, en representación de la gerencia regional, participó el Sr. Tomás Ruiz Palacios.
Algunas de las sillas de ruedas fueron entregadas en los domicilios de las personas con discapacidad. Esto permitió corroborar las condiciones socioeconómicas y de salud de los beneficiarios, y de esta manera, excluir de la lista a una persona que contaba ya con silla de ruedas en buen estado, y que tenía, inclusive, una cama clínica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *