Gobernador regresa al lugar del accidente llevando tonelada y media de ayuda humanitaria

Un día después del accidente de un helicóptero que trasladaba ayuda humanitaria a la sierra, el gobernador regional de Piura, Reynaldo Hilbck Guzmán, junto al General FAP Moisés Barack, regresó a esta zona ubicada a 3,200 metros de altura. Se trata del caserío de Chontalí, en el centro poblado de Choco – Yamango, donde 200 familias recibieron una tonelada y media de ayuda humanitaria, como arroz, azúcar, aceite, atún y ropa.
“Hemos regresado con tonelada y media de alimentos y víveres, para decirles a sus pobladores la importancia que significa continuar llevando ayuda a las zonas más necesitadas y aisladas que se ubican en la sierra de Piura. Es un vuelo que tiene mucho significado, pues hemos pasado por el lugar del accidente con ayuda para la población que ya no esperaba que regresemos y se han sorprendido”, detalló Hilbck Guzmán.
La autoridad regional señaló que por lo menos se necesita unos 15 días más para poder reponer la transitabilidad en estas zonas más alejadas de la región. “Hasta el 15 mayo es una fecha tentativa donde ya podremos reponer las vías y volver a la vida normal en cuanto a la conectividad de la sierra hasta la costa”, acotó.
En cuanto a los 6 mil 500 módulos de vivienda anunciado por el ministro de esta cartera, el mandatario regional precisó que en esta segunda etapa, luego de haber recuperado los caseríos, la limpieza y los servicios básicos, las familias que han perdido sus casas tendrán la oportunidad de tener un módulo básico para vivir mejor y reemplazar las carpas, que no son condiciones humanas, pues “queremos que las familias tengan una mejor calidad de vida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *