Estos son los exámenes de salud que debes hacerte para iniciar bien el año

El chequeo preventivo es un examen de salud que tiene como objetivo detectar precozmente patologías ocultas o bien evaluar diversos factores de riesgo.
Al inicio de cada año nos preocupamos por establecer planes en lo económico, en lo laboral e inclusive en lo social, pero pocas veces incluimos la salud como parte fundamental para cumplir cualquier meta u objetivo.
La prevención es la mejor opción para mantener un adecuado estado de salud, ya que de detectarse alguna enfermedad nos permite actuar de forma precoz. O en caso estar totalmente sanos, nos ayuda a establecer un plan de salud en base a actividades físicas y una adecuada nutrición que nos permitirán enfrentar los desafíos los 12 meses del año.
“Es importante saber que el chequeo preventivo tiene como objetivo realizar un análisis detallado de su estado de salud, evaluar factores de riesgo personales y familiares que nos permitirán la detección temprana de enfermedades, así como fomentar estilos de vida saludables” indicó Angel Betancourt, médico de MAPFRE.
Actualmente nos enfrentamos a una creciente aparición de enfermedades no transmisibles (ENT) siendo el equivalente al 71% de las muertes que se producen en el mundo. Las enfermedades cardiovasculares constituyen la mayoría de las muertes por ENT (17,9 millones cada año), seguidas del cáncer (9,0 millones), las enfermedades respiratorias (3,9 millones) y la diabetes (1,6 millones). Además, el consumo de tabaco, alcohol, sedentarismo y dietas inadecuadas aumentan el riesgo de morir a causa de una de estas enfermedades.
Exámenes específicos
Existen algunos exámenes que deben realizarse de forma obligatoria según la edad y sexo del paciente. Por ejemplo, mujeres a partir de los 18 años deben pasar por una revisión ginecológica una vez al año donde se incluya la realización de un papanicolau (PAP) esto como tamizaje para cáncer de cuello uterino.
A partir de los 25 años aproximadamente, se recomiendan las ecografías mamarias. En tanto, pasados los 40 años se debe incluir una mamografía.
En el caso de los hombres mayores de 50 años tienen que realizarse un análisis anualmente. El valor del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés), acompañado de la historia clínica nos permite detectar alguna anomalía a nivel de la próstata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *