“El Amor más grande :Dar la vida para que otros vivan ”

Ante una gran cantidad de fieles reunidos en la Basílica Catedral de nuestra ciudad, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura presidió la Santa Misa correspondiente al XXX Domingo del Tiempo Ordinario la misma que fue ofrecida por el descanso eterno de los tres valerosos bomberos de la Compañía Roma 2, que fallecieron cumpliendo su deber el miércoles último. Estuvieron presentes en la Santa Misa el Brigadier General Cesar Antonio Leigh Arias, Presidente del Consejo Nacional de Disciplina y el Brigadier Juan Domingo Saldarriaga Atoche, Comandante Departamental de Piura, asimismo los Comandantes de Unidad, oficiales, seccionarios, bomberos alumnos, personal administrativo y personal en situación de retiro de las 12 Compañías de Bomberos del Departamento de Piura, integrado por “Piura” N° 25, “Paita” N° 31, “Catacaos” N° 40, “Sullana” N° 434, “Chulucanas” N° 51, “Negritos” N° 62, “Talara” N° 67, “Santa Rosa” N° 79, “Bellavista” N° 117, “Morropón” N° 151, “Illescas” N° 190-Sechura y “Maizavilca” N° 191-Marcavelica.
Al iniciar su homilía, nuestro Pastor resaltó el don del servicio que tienen los bomberos del Perú y el ejemplo que estos valerosos hombres y mujeres dejan a la sociedad: “Queremos en esta Santa Misa dominical rendir homenaje póstumo y orar al Señor por el eterno descanso de los tres valerosos miembros de la Compañía de Bomberos Roma N° 2, que el pasado día miércoles 19 de octubre entregaron sus vidas por salvar otras. Rendimos nuestro más sincero homenaje lleno de gratitud a Alonso Salas Chanduvi, Eduardo Jiménez Soriano y Raúl Sánchez Torres, y con ellos a todos los bomberos del Perú quienes realizan diariamente el abnegado y desinteresado voluntariado de servicio a la sociedad peruana previniendo, controlando y extinguiendo incendios así como atendiendo accidentes y desastres. El sacrificio de estos tres nuevos bomberos caídos en el cumplimiento del deber, se añade al de tantos compañeros suyos que a lo largo de los 156 años de existencia que tiene el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú han ofrendado sus vidas para proteger y rescatar a muchos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *