Contraloría requiere al Congreso aprobación de ley para sancionar a funcionarios por corrupción e inconducta funcional emergencia COVID-19

El contralor general, Nelson Shack, formuló un llamado al Congreso de la República para debatir y aprobar el proyecto de ley que tipifica las conductas infractoras de los funcionarios y servidores públicos a quienes la Contraloría determine responsabilidad administrativa funcional como resultado del control posterior, ya que ello permitirá aplicar sanciones severas a los responsables de casos de corrupción y disminuir la sensación de impunidad que ahora se refleja por la imposibilidad de ejercer la facultad sancionadora del máximo ente del Sistema Nacional de Control.
Durante su presentación ante la Comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso, señaló que en la actual coyuntura de emergencia por la COVID-19 se necesita establecer conductas infractoras tipificadas en la ley que sean mucho más precisas y rigurosas, así como sanciones más severas.
“La inconducta funcional no sólo genera un perjuicio económico al Estado, sino que además genera graves afectaciones al servicio público, por ejemplo, ocasiona un servicio de salud deficiente y la consecuente pérdida de vidas humanas. Estamos en una situación de emergencia, donde no hay espacio para la ineficacia y la ineficiencia”, enfatizó.
También aclaró que mientras más demore en aprobarse esta ley, no se podrá sancionar a los responsables de hechos irregulares durante la emergencia sanitaria, debido a que la ley no es retroactiva y recién se aplicará a hechos ocurridos luego de su publicación.
Adelantó que una vez aprobada dicha iniciativa legislativa se implementarán una serie de cambios en la Contraloría, ya que el nuevo Procedimiento Administrativo Sancionador (PAS) significará una transformación digital total, el cual incluirá el uso de firmas, notificaciones, expedientes, mesa de partes y audiencias de forma virtual, propiciando el “cero papel” y procesos más céleres.
Informes de control
Al cierre del mes de junio, la Contraloría General publicó 6,543 informes como parte de la “Estrategia de Control a la Emergencia Sanitaria COVID-19”, orientados a garantizar el buen uso de los recursos públicos destinados a la atención de la población y contención de la enfermedad en el país.
De los 6,543 informes publicados, 2,895 corresponden a orientaciones de oficio, 2,670 a informes de control concurrente y 971 a visitas de control. Estos informes se realizaron en cumplimiento a lo establecido en la Ley N° 31016 que establece medidas para el despliegue del control simultáneo durante la emergencia sanitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *