Como cuidarse de la rinitis alérgica

Este padecimiento es crónico y puede ocurrir de manera estacional o durante todo el año y se trata de un conjunto de síntomas que afectan a la nariz, los cuales se presentan cuando se inhala algo a lo que se es alérgico, como polvo, caspa o polen. Los síntomas también pueden ocurrir cuando se consume alimentos a los que es alérgico.
Como señala Melissa Celis, otorrinolaringóloga de la clínica Auna Miraflores, los síntomas incluyen estornudos, secreción nasal transparente, lagrimeo, enrojecimiento y picazón en los ojos. El diagnóstico implica estudiar los antecedentes, examinar las fosas nasales y hacer análisis de la piel en algunas ocasiones.
Entre otros síntomas que podrían presentarse posteriormente, se encuentran: nariz tapada (congestión nasal), tos, oídos tapados y disminución del sentido del olfato, dolor de garganta, círculos oscuros debajo de los ojos, hinchazón debajo de los ojos, fatiga e irritabilidad y dolor de cabeza.
El mejor tratamiento es evitar los alérgenos que causan los síntomas de este tipo de rinitis. Puede ser difícil evitarlos, pero con frecuencia se pueden tomar medidas para reducir la exposición. El tratamiento por lo general es con fármacos, pero en algunas ocasiones se puede acompañar de desviación de tabique, pólipos, los cuales son quirúrgicos, es por eso que debe ser examinado por su médico para decidir el tratamiento a seguir.
Para la rinitis alérgica leve, un lavado nasal puede ayudar a eliminar el moco de la nariz. Usted puede comprar una solución salina en una farmacia o puede preparar una en casa usando 1 taza (240 mL) de agua tibia, media cucharadita de sal y una pizca de bicarbonato de sodio.
La mayoría de los síntomas de la rinitis alérgica se pueden tratar y los casos más graves requieren vacunas para alergias. Algunas personas (especialmente niños) pueden superarla a medida que el sistema inmunológico se vuelve menos sensible al alérgeno. Como recomienda la doctora Melissa Celis, otorrinolaringóloga de la clínica Auna Miraflores, es mejor acudir a un especialista para identificar el tratamiento a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *