Catacaos amaneció anegado por sus cuatro costados Cuencas ciegas.

Es la palabra que más resuena en Catacaos y Piura, tras la última lluvia caída el último día del mes de enero.
La ciudad, especialmente los Asentamientos humanos, son el reflejo de la falta de planificación y principio de autoridad de las autoridades que pasaron por el sillón edil. Por donde se les mire, denota la falta de sentido común o el exceso de populismo.
Frente a ello hubo una respuesta inmediata e integrada como la que se ofreció en Nuevo Catacaos I y II Etapa, Monte Sullón, Jorge Chávez, Ampliación Cayetano, entre otros.
Sectores como Simbilá, Pedregal Grande, la Piedra reportaron aniegos de viviendas y daño en muchas viviendas que motivo a la autoridad edil delegar en los regidores comandar las acciones de atención a los mismos.
La casa de la cultura, fue el escenario en donde se alojó, por emergencia a los damnificados del incendio del lunes y adonde terminaron algunas familias cuyos hogares quedaron inundados por las aguas de lluvia.
En el colegio San Miguel Arcángel, Monte Sullón, Juan Cieza pudo comprobar que un algarrobo se trajo abajo una parte de la pared del cerco del colegio.
En la urb. Elías Arboleda en plena carretera 3 árboles terminaron en el suelo por la fuerza del agua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *