Autoridades regionales en constante monitoreo de puentes

El gobernador regional de Piura, Ing. Reynaldo Hilbck Guzmán recorrió el puente Cáceres y el puente Independencia, junto al Ing. Jorge Reyes Salazar, director del Instituto de Hidráulica de la UDEP, para constatar el volumen del río Piura y tomar medidas de seguridad junto con el Centro de Operaciones de Emergencia Regional, el PECHP y la Policía Nacional.
Hasta el reporte del Proyecto Especial Chira Piura de las 3 de la tarde, el volumen del río Piura era de 1,532 m3 por segundo, con lo cual en el puente Cáceres se rehabilitó el paso de vehículos ligeros, pero en el puente Independencia se restringió el paso vehicular y peatonal como medida de seguridad.
Hilbck Guzmán, indicó que el Gobierno Regional se encuentra en constante monitoreo de los puentes, además de iniciar trabajos de batimetría para determinar la topografía de la superficie del fondo del río.
El mandatario regional manifestó que el puente Cáceres tiene luz y bastante hondura, según el informe de los técnicos. Asimismo, indicó que el puente más sensible es el puente Independencia por su infraestructura, debido a que el agua está tocando con el tablero.
“Se está restringiendo el pase vehicular y peatonal en el puente Independencia como medida de seguridad, para evitar pérdidas de vidas humanas, además estamos monitoreando el volumen del río y haremos barimetrías en los puentes”, dijo Hilbck Guzmán.
El gobernador regional ante la insistencia de la población por querer cruzar el puente, manifestó: “Tenemos que conservar la vida de las personas, si algo pasara con este puente y alguien se muere, sería responsabilidad directa de nosotros. El puente Independencia permanecerá cerrado hasta que no haya riesgo”.
Hilbck Guzmán también manifestó que no ha llovido en las partes altas y que en las próximas horas empezaría a bajar el caudal del río Piura, pero en caso se registren lluvias se tomarán otras medidas para el puente Independencia como la abertura de una sangría en la carretera para compartir el caudal en dos puntos y no haya riesgo que colapse el puente.
Con respecto al Bajo Piura, el gobernador regional indicó que la zona más sensible es el margen izquierdo, en la zona de Chatito, donde el Gobierno Regional ha hecho 16 espigones para desviar el río, y en este momento hay 3 espigones que están reforzando con roca volteada, dicha protección la está realizando en conjunto con los pobladores y el alcalde de Cura Mori.
“Si se rompe esta defensa cerca de 50 mil personas y 10 mil hectáreas de cultivo se verían afectadas, además de que el agua llegue a la panamericana sur; es por ello que estamos concentrados en la defensa del río”, dijo Hilbck.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *