Arzobispo:“No dejemos que el mal nos robe la esperanza”

Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., realizó una visita a los asentamientos humanos El Indio y Primavera de la ciudad de Piura, para llevarles a sus pobladores un mensaje de esperanza así como ayuda material. Estos sectores de Piura han sido fuertemente golpeados por las recientes lluvias e inundaciones.
“No dejemos que el mal nos robe la esperanza”
En ambas visitas nuestro Pastor exhortó a los pobladores a no dejarse robar la esperanza: “Jesús también vivió en la precariedad en la que ustedes hoy viven. Nació pobre en un humilde portal en Belén. Él sabe lo que es la necesidad. Por eso el Señor tiene predilección por ustedes los pobres y sencillos. Tengamos la seguridad que Él camina con nosotros en medio de este dolor. No dejemos que el mal nos robe la esperanza. Puede parecer que el mal se vuelve amenazador y poderoso, pero el bien es más grande, el amor es más grande y como nos dice el Papa Francisco hay un mar de bien que actúa entre nosotros. Saldremos adelante. Con la ayuda de Jesús y de María todo es posible. Tengamos fe y que la esperanza nos sostenga y haga caminar juntos”.
Visita al A.H. El Indio
Acompañado de las religiosas Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús que viven en el Indio, las Hnas. María Antonieta Jove Domínguez, superiora de la comunidad, Anabel Medina y Luz María Cano, del P. Alex Abad, Canciller del Arzobispado de Piura, así como por el Secretario Adjunto de Cáritas Piura, Ing. Carlos Zapata Crisanto, nuestro Pastor visitó los diferentes sectores de este Asentamiento Humano y pudo constatar el funcionamiento de las dos motobombas que Cáritas ha destinado para este lugar y que actualmente vienen prestando un gran servicio en los sectores V y las Brisas II Etapa. Ambas motobombas están evacuando cuencas ciegas y aguas estancadas de las casas y calles. Pudo asimismo constatar el espíritu abnegado y de servicio de pobladores como el Sr. Juan Quintana y uno apodado “El Chalán”, quienes desde hace tres días y sin prácticamente dormir, vienen haciendo trabajar estos equipos ayudando a que decenas de familias puedan “secar” sus casas inundadas. Del mismo modo hay que destacar el denodado trabajo del Ejército Peruano que con sus efectivos viene ayudando a evacuar las aguas estancadas en el Indio. Nuestro Arzobispo se acercó a ellos para agradecerles su esforzada labor y bendecirlos: “Queridos soldados: gracias y que Dios los bendiga. Así se hace Patria”, les dijo nuestro Pastor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *